ARTEsano

13 Ago ARTEsano

El amigo Wellington, que conocí en la maravillosa isla Fernando de Noronha, me muestra una tabla de surf que ha creado completamente con sus propias manos. También me cuenta mientras su sonrisa se ensancha un poco más si cabe, que ha diseñado los dibujos y adornos entre los que “esconde” el nombre de su compañera Sandra.

Estamos en su humilde hogar de Recife, un terrenito a las afueras de la ciudad que el y su familia han ido trabajando y transformando en otro paraíso de poco en poco. A fuego lento, regando de buena onda y optimismo cada avance y reforma, con la predisposición y actitud que el ya destilaba el primer día que le conocí.

“Well” venía a repararnos unas piezas averiadas del barco con el que crucé el Atlantico, y desde el primer momento, pese al caos de cristales rotos, el sol de justicia (con lluvia repentina) o el balanceo de las olas, cantaba alegre transmitiendo buen rollo y sencillez.

Trabaja para el, necesita poco, duerme en el mismo paraíso bajo un cobertizo de pedazos de madera en la misma playa donde repara los veleros que llegan de todo el mundo y también mantiene los locales. Es un ARTEsano, vive  y trabaja sin urgencias, saca tiempo para surfear en la isla o volver temporadas con su familia a menudo. Todo tiene solución, paso a paso y si no la tiene, ¿Por que preocuparse?

Hay estudios científicos y ejemplos empresariales que avalan lo que se puede leer entre lineas cuando encuentras a estos artistas sanos. El cerebro empieza a chirriar cuando te integras en estructuras demasiado grandes. No te identificas, tu piel no conecta con ese gran cuerpo que esta por encima y que escapa a tu inconsciente.

Evolucionamos durante siglos conviviendo en grupos relativamente pequeños y ahora nos encontramos navegando sin titulo en mares de grandes multinacionales, megalópolis y globalización.

Eso va calando y en muchos casos germina en ansiedad, estrés o simplemente el menú diario va perdiendo sabor. Muchas empresa ya están reaccionando con éxito como es el caso de la famosa Gore-tex, con su estrategia de pequeñas fabricas sin jefes, o el movimiento de la economía del bien común al que muchas empresas se están adhiriendo. También sucede en muchas escuelas que entierran el modelo de grandes clases aborregadas de alumnos y lecciones soltadas al aire dirigidas a un todo sin conectar con cada uno, por otras con grupos pequeños en los que los alumnos tiene mucho peso y colaboran para tomar decisiones.

_1230001

Si adoptamos ese rumbo/actitud arteSANA y le unimos un poco de minimalismo, tenemos dos ingredientes importantes para la receta de la felicidad. (Foto: Don Pedro, estresadísimo mientras repara las redes con las que dará de comer a su familia)

La crisis económica en España y existencial de mi generación, ha llevado muchos de mis amigos a cambiar de trabajos, reiniciar maquina y emprender proyectos personales o colaborativos que les identifican y conectan con su esencia y sueños. Objetivos más pequeños pero les llenan mucho más. Una involución que esconde una revolución.

Estamos aprendiendo a golpes de garrote que esa cultura del querer mucho y progresar a golpe de dinero, ascensos, títulos, posesiones y fachada no es la sabia de la felicidad.

En mi caso, cuando trabajo en proyectos audiovisuales para poder costearme el seguir vidajando, no pienso como una empresa/autónomo que quiere facturar cuanto más mejor. Ahora priorízo ser feliz trabajando, rechazo muchos “chollos” que me darían beneficio y curriculum pero me desvían de mi esencia y objetivo, pues solo necesito dinero para continuar costeando la comida, unas pocas reparaciones, y un minimo colchón para imprevistos. Eso me permite enfocar los trabajos desde un punto de vista muy personal, conectar con el “cliente”, entender que quiere y trabajarlo desde el cariño y la empatía. Al final se nota en el resultado y la satisfacción en ambos lados además de dejarme un superhabit de tiempo para VIVIR y sonreír considerable. Equilibrio.

pescador red equilibrioParticularmente, en el horizonte tengo el sueño de vivir del propio Vidaje, de mis canciones, fotos, libros, documentales y experiencias. Hacer de mi vida, MI VIDA.

Vender mi ARTEsania, trabajar con proyectos cercanos que tengan que ver conmigo y disfrutar de una tarifa plana de felicidad con más megas. ;P

Estos días estoy grabando una nueva canción con mi humilde micro estudio nómada, y los años luz que le faltará para sonar como las de Mark Knopfler, lo llenaré con la sonrisa orgullosa del aprendiz ARTEsano.

Cerca, Wellington suspira y me dice que el se siente multimillonario. En su infancia apenas tenía nada y su poco de ahora, es suficiente, es mucho, es todo.

nomadismos ebook

pd: El ibook VIDAJE está muy caliente, pero antes, en unos pocos días también voy a regalaros por el morro un ebook titulado “NOMADISMOS” con unas 80 paginas de fotos y “aprendizajes” que me cuenta la vida nómada.

Si quieres recibir el aviso y enlace del libro gratuito, date de alta en la lista de correo (en la parte superior derecha de esta web) y vente también a la pagina “oficial” de facebook.

Gracias, comparte, menea! 😉

Comenta via facebook:
No Comments

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.